REPORTAGENS LATINAS V
REPORTAGENS LATINAS V
imagen
imagen
Pon aquí el slogan
 
REPORTAGENS LATINAS V
ELEIÇÕES LATINAS II
DOCUMENTOS LATINOSIII
FIGURAS LATINAS IV
ECONOMIA LATINA III
IMPRENSA LATINA V
IMPRENSA LATINA VI
MONOGRAFIAS LATINAS I
VERDADES LATINAS VI
ESCÂNDALOS LATINOS VI
ESCÂNDALOS LATINOSVII
CINISMOS LATINOS IV
PROTESTOS LATINOS IV
RECORTES LATINOS III
DISPARATES LATINOS IV
CENÁRIOS LATINOS I
CENÁRIOS LATINOS II
LIVROS LATINOS III
LEITURA OBRIGATÓRIA I
ALÉM FRONTEIRAS II
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
No mundo latino, o ABORTO é uma má palavra
Hoje se tenta modificar legislação sobre interrupção voluntária
imagen
Manifestación contra el aborto en Madrid
Argentina
Más de 50 proyectos de ley para ampliar la despenalización (solo se permite en caso de violación y riesgo para la vida de la madre) entraron al Congreso. Ninguno ha prosperado.

Bolivia
Bolivia sanciona con pena de cárcel de uno a seis años la práctica del aborto. Hay una demanda de inconstitucionalidad en curso. El país andino registra uno de los niveles más altos de violencia sexual del mundo: 7 de cada 10 mujeres han sufrido algún abuso.

Brasil
En 2012 se añadió a la ley que el aborto se permita en caso de que el feto sufra de anencefalia. El Estatuto de Nascituro pretende, desde 2005, dotar a las mujeres embarazadas de una compensación financiera para disuadir a las mujeres embarazadas de abortar.

Chile
El caso de una niña de 11 años embarazada por múltiples violaciones revivió el debate en el país, uno de los pocos que aún impiden totalmente el aborto. Al menos 200 mujeres han sido encarceladas por abortar.

Colombia
Apenas hace siete años que el país despenalizó el aborto en ciertos casos. El procurador (fiscal) general Alejandro Ordóñez es un férreo opositor de cualquier avance en la materia.

Nicaragua
En 2008, dio marcha atrás a su ley de aborto, con 100 años de antigüedad, y que permitía la interrupción del embarazo en caso de riesgo de vida para la mujer y violación.

Honduras
Prohíbe y castiga la interrupción del embarazo bajo cualquier supuesto. Más de 9.000 mujeres son ingresadas cada año por abortos ilegales practicados fuera de hospitales y centros sanitarios.
imagen
Defensoras del aborto protestan frente al Congreso peruano en Lima

El Salvador
Desde 1997 prohíbe la intervención y pena con cárcel a las mujeres que se lo practican. Una joven fue condenada el año pasado a 30 años de prisión por “homicidio calificado” después de interrumpir su embarazo. El fiscal había pedido 5 años.

Panamá
Pese a que la legislación prohíbe el aborto salvo en los apartados usuales, activistas señalan que clínicas privadas lo practican a mujeres con mayores recursos. Al menos 23 personas fueron acusadas de practicar un aborto desde 2011. Han sido condenadas dos (un hombre y una mujer).

Costa Rica
Las ONG calculan que en el país se han producido unos 27.000 abortos clandestinos desde 2007.

Ecuador
El proyecto de ley para incluir la violación como causa de aborto lleva 20 meses en la mesa de debate.

Perú
De los 500 hospitales del país, solo 14 están preparados para practicar la interrupción de un embarazo.

Uruguay
Es el primer país de la región que permite el aborto, hasta las 12 semanas de gestación, en todo su territorio.
Texto de Paula Chouza y Verónica Calderón publicado en el diario EL PAÍS, de Madrid, en su edición del día 24 de Agosto
imagen
imagen
imagen
ELAS já o estão conseguindo!
Mulheres são maioria entre médicos com menos de 29 anos
A medicina brasileira está se transformando numa profissão majoritariamente feminina. A tendência começou em 2006 e se consolidou a partir de 2008. Em 2011, 54% dos 14.634 médicos formados no país foram mulheres.
Entre os alunos que ingressaram em cursos de medicina em 2011, as mulheres representaram 56% do total, indicando que a participação delas só tende a aumentar.
Os dados vêm de dois trabalhos inéditos da USP, que analisaram bancos de dados do CFM (Conselho Federal de Medicina) e do Censo da Educação Superior do Inep (Instituto Nacional de Estudos e Pesquisas Educacionais).
No total de médicos em atividade no país, os homens ainda predominam (58,7%).
Mas entre os profissionais mais jovens (abaixo de 29 anos), as mulheres já são maioria (53,3%).
Elas dominam áreas como dermatologia (72,7%), pediatria (70%), endocrinologia e genética (64%), mas ainda são minoria em especialidades como urologia (1,2%), ortopedia (5%) e nas áreas cirúrgicas em geral.

Na opinião dos especialistas, o perfil demográfico da medicina no país, historicamente centrado na figura masculina, passa por uma transformação jamais vista.
Para o anestesista José Otávio Auler Júnior, diretor interino da Faculdade de Medicina da USP, a inversão tem razões culturais e de mercado.
"Os homens têm preferido profissões que lhes deem mais dinheiro a curto prazo, como a área financeira, 'business'. Já a mulher, que tem uma vocação natural para o cuidar, não tem essa preocupação", afirma.
Segundo ele, a mulher que decide ser médica tende a optar por especialidades da atenção primária, que a permitam conciliar a carreira com o casamento e os filhos. "Preferem áreas que tenham horários definidos ou em regime de trabalho parcial."
imagen
De acordo com a pediatra Patrícia Tempski, pesquisadora Faculdade de Medicina da USP, apesar do aumento do número de mulheres na medicina, ainda falta equidade de oportunidade numa profissão que durante séculos foi tradicionalmente masculina.
"Quando têm filhos, elas produzem menos artigos científicos que seus colegas homens. Quando não os têm, produzem tanto quanto eles."
Como na maioria das profissões, as mulheres médicas tendem a receber salários mais baixos do que os homens em cargos semelhantes, apontam estudos internacionais.
Nos Estados Unidos, por exemplo, mulheres médicas ganham de 25% a 35% menos do que os seus colegas homens, dependendo da especialidade, seja por se dedicarem mais a cuidados primários, seja por trabalharem menos horas.
Segundo ela, essa pressão por superação, aliada ao fato de terem mais empatia com o sofrimento do outro, tem deixado as mulheres mais estressadas e angustiadas já na faculdade.
O professor de medicina preventiva da USP Mario Scheffer, autor de um dos estudos que analisaram a feminização da medicina, diz que a mudança deve influenciar o modelo de cuidados de pacientes e a organização dos sistemas de saúde.
Estudos internacionais apontam que há vantagens e desvantagens nessa participação da mulher na medicina. Entre os pontos positivos está o fato de que ela tem mais preferência por especialidades básicas, como pediatria e ginecologia.
Também são elogiadas por discutirem mais os tratamentos com os pacientes e por serem menos afoitas do que os homens na incorporação de tecnologias desnecessárias
que encarem os sistemas.
Por outro lado, segundo Scheffer, as mulheres tendem a ter cargas horárias menores, menos vínculos de trabalho (o médico, além do consultório, tem, em média, outros três trabalhos), dificuldades em se fixar em áreas distantes e se aposentam antes dos homens.
imagen
Texto de CLÁUDIA COLLUCCI publicado no diário FOLHA DE S. PAULO
imagen
imagen
imagen
Crise breca a ‘feminização’ do Exército
Porcentagem de mulheres nas Forças Armadas empacou nos 12%
En noviembre de 2009, Patricia Ortega se convirtió en la primera mujer teniente coronel de las Fuerzas Armadas españolas. Ingresó en la Academia Militar de Zaragoza hace 25 años, cuando los ejércitos abrieron por vez primera sus puertas a la mitad de la población excluida hasta entonces. Lo hicieron solo a medias, pues las mujeres únicamente podían acceder a 24 cuerpos y escalas. No fue hasta 11 años después cuando, con la ley del personal militar de 1999, se eliminaron todas las limitaciones y se les permitió acceder a cualquier puesto, incluidas las unidades de combate.

“La carrera profesional es exactamente igual para hombres y mujeres, no hay cuotas ni particularidades para ninguno de los dos sexos. Ambos tienen las mismas tareas, formación, responsabilidades, salario y régimen disciplinario”, afirma Ismael Kasrou, responsable del Observatorio Militar para la Igualdad del Ministerio de Defensa. Hay mujeres destinadas como pilotos de caza (1,7% del total), en submarinos (9,7%) o en operaciones especiales (4,5%). En febrero de 2007, la soldado Idoia Rodríguez Buján —alcanzada por una explosión en Afganistán— fue la primera militar española muerta en zona de conflicto.
imagen
Patricia Ortega, la primera mujer española teniente coronel
Pero la equiparación legal no garantiza la igualdad real y, en una estructura piramidal como las Fuerzas Armadas, no pueden ser iguales el superior y el inferior jerárquico. En total, las mujeres suponen el 12,3% de los militares, pero mientras llegan al 16,9% de los efectivos de tropa y marinería, su porcentaje es muy inferior entre los cuadros de mando: 7,3% de los oficiales y 3,2% de los suboficiales.

Defensa aduce que en la carrera militar la antigüedad sigue siendo un grado y que en pocos años el porcentaje de comandantes o capitanes de corbeta de sexo femenino (6,3%) será el mismo que ya hay entre tenientes y alféreces de navío (13,7%).

La incorporación de la mujer ha obligado a cambiarlo todo. Desde diseñar nuevos uniformes hasta habilitar dormitorios y aseos separados en buques y acuartelamientos o adaptar las pruebas físicas de ingreso.

Más difícil ha sido conciliar la vida familiar y laboral, principal obstáculo en la carrera profesional de las mujeres. Kasrou destaca la batería de medidas aprobadas en los últimos años. La más reciente es una orden ministerial que permite posponer la incorporación a una operación internacional cuando esté pendiente un proceso de divorcio en el que se dirima la custodia de los hijos; en casos de embarazo de alto riesgo del cónyuge; por fallecimiento de la pareja o por un desahucio.

Las medidas de protección de la maternidad incluyen el aplazamiento de cursos y pruebas físicas por embarazo, parto o postparto, así como la prórroga del contrato de las militares temporales que estén en la misma situación. Defensa aprobó en 2005 un plan para instalar 25 guarderías en dependencias militares, que ya atienden a 1.200 familias, pero los recortes han impedido abrir otras nueve, tal como se anunció.

Por su parte, la normativa sobre jornada laboral prevé que los militares que tengan a su cargo un menor de 12 años (sobre todo, familias monoparentales) puedan flexibilizar su horario de trabajo, o pedir una reducción de jornada con la correspondiente merma de salario. En teoría, quienes se acogen a esta fórmula para cuidar a sus hijos están exonerados de guardias o maniobras pero solo, agrega la normativa, “cuando las necesidades del servicio no lo impidan”. Y es el mando el que aprecia cuáles son dichas necesidades.

El aspecto más delicado de la incorporación de la mujer es el riesgo de acoso sexual. En la última década los tribunales castrenses han dictado 25 condenas por abuso de autoridad o trato degradante, mientras que la Fiscalía togada ha intervenido desde 2010 en 86 procedimientos o diligencias por este delito. No se sabe, sin embargo, cuántos de ellos incluyen acoso o sexual, pues el Código Penal Militar de 1985 no contempla un delito específico. Esa es, precisamente, una de las novedades del anteproyecto de nuevo código. La existencia del nuevo delito permitirá conocer el alcance del problema, admite Kairou, quien niega que en España se hayan producido casos tan escandalosos como en otros ejércitos.
imagen
Las sentencias de los tribunales militares no son públicas, pero sí las de la Sala de lo Militar del Supremo. En su jurisprudencia figuran una docena de fallos sobre acoso sexual más o menos grave; la mayoría de las veces insinuaciones libidinosas y tocamientos indeseados. Pero no está claro que siempre se denuncie.

En el Ejército, más que en otras instituciones, la opinión del superior es determinante para la carrera del subordinado. Del informe personal de calificación (IPEC), que evalúa periódicamente a los militares, depende que puedan ascender, lograr un destino o prorrogar su contrato. La amenaza de una mala calificación puede llegar a ser un instrumento de presión o incluso de chantaje. Para evitarlo, Defensa ha determinado que el IPEC no dependa de la opinión de una sola persona y que haya mujeres en los órganos de evaluación para ascensos o destinos.

En los años que siguieron a la incorporación de la mujer a las Fuerzas Armadas su presencia creció espectacularmente. En parte porque los ejércitos iban a la caza del recluta y las mujeres salvaron la falta de candidatos.

Sin embargo, la crisis ha frenado en seco este proceso y el porcentaje ronda el 12% desde hace ocho años. Lo más preocupante es que cada vez ingresan menos. Si en 2008 las mujeres representaban el 11,5% de los nuevos soldados y marineros, en 2011 solo eran el 4,8%. Aun peor es la evolución entre los cuadros de mando: el año pasado solo 17 mujeres (4,7%) consiguieron plaza como oficiales y, por vez primera, no hubo ninguna entre los suboficiales.

Antes de que acabe la década, España tendrá su primera general, aunque será un caso aislado si no se toman medidas para evitar que las mujeres sigan siendo un colectivo minoritario relegado a los escalones más bajos.

El Observatorio Militar para la Igualdad recibe anualmente unas 700 consultas, pero no puede atender quejas, ni solicitudes, ni denuncias. Estas últimas las resuelven los mandos y los tribunales militares, formados casi siempre por hombres. Lo que no sorprende tanto como el hecho de que también lo sea el responsable del antiguo Observatorio de la Mujer.
imagen
Reportaje de Lola Hierro y Miguel González publicado en el diario EL PAÍS, de Madrid, en su edición del día 18 de Agosto
imagen
imagen
imagen
Iniciativa do MOVIMIENTO PACHAKUTIK
Decide DIVORCIAR-SE de Rafael Correa, por falta de apoio
imagen
Unos 400 delegados indígenas ecuatorianos decidieron este domingo - 11 de Agosto - el futuro de su brazo político, el movimiento Pachakutik. Fanny Campos, de 47 años, alcanzó la jefatura del movimiento con 223 votos. Es la primera mujer dirige el Pachakutik en sus 18 años de vida. Su mayor reto es unificar el movimiento indígena y recuperar el enorme peso de antaño. Tiene dos años para completar esta tarea y la primera prueba serán las elecciones locales de 2014. Pachakutik ha perdido fuerza durante el mandato de Rafael Correa.

La división interna del movimiento comenzó en 2006, justamente en la primera campaña que hizo Correa para llegar al Gobierno. Había interés dentro del movimiento para presentar un candidato indígena como binomio de Correa, pero la dirigencia nacional optó finalmente por participar sin alianzas y lanzó a Luis Macas como candidato a la presidencia. El fracaso fue rotundo pues obtuvieron unos 100.000 votos, el 2,1% del total, y pasaron a ser la sexta fuerza política en el país. Rafael Correa, pese a todo, fue conciliador con el sector indígena y prueba de eso fue el nombramiento de Mónica Chuji, indígena de la nacionalidad quechua de Sarayaku (oriente del país), como Secretaría de Comunicación.

También quedó para la anécdota que Correa recibió el bastón de mando de parte de los indígenas de la localidad de Zumbahua (centro del país), donde había hecho trabajos comunitarios con los salesianos en los ochenta. Los presidentes Evo Morales y Hugo Chávez acompañaron a Correa durante aquella ceremonia.

Pero la separación entre los indígenas y el Gobierno se produjo cuando Correa empezó a criticar la protesta social. El detonante fue la detención y agresión policial de una veintena de personas que exigían obras viales para la localidad de Dayuma, en la provincia oriental de Orellana, de la que se extraen unos 40.000 barriles de petróleo por día. El Gobierno acusó a los manifestantes de sabotaje y terrorismo por tratar de bloquear el bombeo de petróleo e incluso culpó a la gobernadora de Orellana y miembro de Pachakutik, Guadalupe Llori.
imagen
En el 8º Congreso Nacional de Pachakutik se eligió a Fanny Campos como nueva coordinadora nacional
Mónica Chuji, que había sido Secretaría de Comunicación hasta 2008 y que ese año pasó a ser asambleísta por el partido de Correa, dejó el Gobierno tras los incidentes en Dayuma y los grupos indígenas, especialmente la Confederación Nacional de Indígenas del Ecuador (Conaie), empezaron a denunciar la represión contra líderes indígenas en todo el país. Hasta la fecha los sectores indígenas denuncian más de 200 casos de persecución a activistas.

El partido de Gobierno, sin embargo, no quiso distanciarse de los indígenas y buscó algunas alianzas. Así se firmó el acuerdo entre Pachakutik y Alianza País en Chimborazo para las elecciones de 2009. Esta provincia ha sido desde entonces el punto de la discordia del indigenismo, hasta quedar marginada por la dirigencia nacional de Pachakutik.

Miguel Lluco, fundador de Pachakutik y dirigente en Chimborazo, asegura que mantiene la alianza porque el presidente Correa respeta la línea política del movimiento, pero el resto de dirigentes están en contra y lo acusan de traidor. Correa sin embargo lo califica como un líder “sano” con quien se puede dialogar. Otro dirigente indígena acusado de traidor es Ricardo Ulcuango, que aceptó ser embajador en Bolivia. Este era uno de los miembros más destacados de la Ecuarunari, la segunda organización indígena más importante después de la Conaie. Ulcuango, tras sumarse al Gobierno de Correa, fue expulsado de Ecuarunari.

Correa ha mantenido una campaña de desprestigio contra ciertos indígenas, como Lourdes Tibán, que ha sido diputada de Pachakutik desde 2009, y Salvador Quishpe, actual gobernante de la provincia oriental de Zamora Chinchipe. Ambos encabezan la oposición de las comunidades indígenas a la explotación minera que plantea el Ejecutivo. En sus arengas radiales de cada sábado, Correa ha satirizado varias veces a estos indígenas. Un ejemplo fueron sus declaraciones del 10 de marzo de 2012, unos días antes de que concluyera la marcha en defensa del agua que organizaron las comunidades indígenas. El presidente, al hablar de su política minera, dijo: “No permitiremos que la izquierda infantil, con plumas, con ponchos, desestabilice el proceso de cambio”.

Pachakutik llegó con todo este lastre a las elecciones presidenciales de febrero pasado, donde se impusó Rafael Correa con un 57% de los votos. Su estrategia de formar un frente común con la izquierda no le dio buenos resultados y apenas captaron unos 280.000 votos (el 3,7%) para su candidato presidencial, Alberto Acosta. Esto les llevó a tener cinco diputados, muy pocos frente a los 100 escaños que tiene Alianza País. Para José Chiriboga, miembro del movimiento indígena desde hace dos años, el fracaso electoral tiene que ver con las alianzas políticas. Para él, “los inicios de Pachakutik fueron gloriosos porque era un movimiento puro”.

El reto que tiene la nueva dirigencia del partido indígena es revitalizar al movimiento que surgió en 1995 con cuadros fuertes como Nina Pacari y Luis Macas, que llegaron al Congreso en 1998. Pachakutik aspira volver a ser la fuerza política que fue decisiva en la caída de los presidentes Abdalá Bucarám, cuyo corto mandato fue de agosto de 1996 a febrero de 1997, y Jamil Mahuad, derrocado en enero de 2000 en plena crisis económica. De esa época quedan las imágenes de los indígenas que tomaron las carreteras del país y que llegaron a Quito para exigir la dimisión de ambos presidentes. Pachakutik dio su apoyo al sucesor de Mahuad, el coronel Lucio Gutiérrez, que llegó a la presidencia en enero de 2003. Los dirigentes indígenas llegaron a ocupar los Ministerios de Relaciones Exteriores y Agricultura. Pero la unión duró seis meses. Los indígenas le quitaron el apoyo a Gutiérrez por el nepotismo en el gobierno y las prebendas a los militares.
Reportaje de SORAYA CONSTANTE publicado en el diario EL PAÍS, de Madrid, en su edición del día 12 de Agosto
imagen